La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York decidió la semana pasada que Pdvsa tendrá que enfrentar una demanda por $100 millones, interpuesta por una empresa nigeriana porque intermediario no entregó gasolina y gasoil.

El fallo estuvo a cargo de los jueces Barrington Parker, Raymond Lohier y Susan Carney, quienes ratificaron la decisión de la jueza Denise Cote, de junio del año pasado.

La compañía Skanga Energy & Marine demandó a Pdvsa en 2008 después de pagar $11,2 millones por dos cargamentos de productos petroleros que nunca llegaron a Nigeria. La empresa dijo que intentó comprar gasoil y gasolina a Pdvsa , pero el entonces cónsul comercial de Venezuela en Nigeria, Enrique Arrundell, le sugirió acudir a un broker, identificado como Arevenca.

La embajada de Venezuela en Nigeria supuestamente confirmó la veracidad de los documentos comerciales de Arevenca. Arrundell ahora es embajador. Pdvsa, en su defensa, ha negado cualquier relación con la situación.