Río de Janeiro. Un grupo de tres jueces ratificó una decisión que prohíbe a la petrolera estadounidense Chevron Corp y a su proveedor de perforaciones Transocean Ltd de operar en Brasil mientras se evalúan cargos en su contra por un derrame de noviembre.

En una decisión con fuertes palabras, los jueces dijeron que Chevron y el regulador brasileño ANP no consiguieron prevenir el derrame en el campo Frade en la costa al noreste de Río de Janeiro.

Chevron puede todavía apelar la prohibición en una corte federal en la capital Brasilia.