El jueves pasado la Corte Suprema de Chile rechazó un recurso de queja que presentó la industria salmonera en contra de los ministros de la Corte de Apelaciones.

Con esta iniciativa se buscaba dejar sin efecto una sentencia del tribunal que obligaba a Sernapesca a que publicara la información desasegrada por empresa (que fue solicitado por Oceana) por el uso de antibióticos usados por las salmoneras en 2014.

La Corte Suprema descartó que los Ministros hayan cometido falta grave o abuso, lo que había sido validado por la Corte de Apelaciones, al desestimar el secreto de las empresas para evitar que se conocería la información.

El tribunal indicó que estos datos deben ser conocidos “por la opinión pública atendida la importancia que tiene para el consumo humano la industria del salmón”.

Liesbeth van der Meer, directora ejecutiva de Oceana Chile expresó que a pesar de los resquicios utilizados por la industria salmonera para que no se conociera esta información esencial para la salud pública y el medioambiente, “finalmente el máximo tribunal nos dio la razón”.

Según datos de Oceana, en el “Informe sobre uso de Antimicrobianos por la Salmonicultura Nacional 2016”, las compañías chilenas usaron 382.500 kilos de antibióticos para producir 727.812 toneladas de salmón, en tanto que en el caso de Noruega, apenas se usaron 523 kilos para producir el doble de salmones.