En un fallo unánime, la Tercera Sala de la Corte Suprema de Chile acogió el fallo de la Corte de Apelaciones de Antofagasta y paralizó durante la mañana de este martes el megaproyecto de la termoeléctrica Central Castilla, además de la contrucción de Puerto Castilla, ligado a su funcionamiento.

Esta sentencia significa que no se podría construir ninguna de las dos obras planeadas para la zona costera de Copiapó.

Para ser aprobada esta construcción de más de US$5.000 millones, según explicó el máximo tribunal, es necesario que la empresa MPX - ligada al empresario brasilero Eike Batista y la alemana E.On- presente un nuevo informe de evaluación ambiental.

Este proyecto ha provocado gran malestar en los habitantes de Totoral, sector más cercano al emplazamiento del megaproyecto.

Anteriormente, el estudio ya había sido declarado como ilegal en el fallo de la Corte de Apelaciones de Antofagasta.