Río de Janeiro. La cosecha brasileña de granos prevista para este año debe llegar a los 205,8 millones de toneladas, cifra que supondrá un récord y un crecimiento del 6,7% ante las 192,9 millones de toneladas recogidas en 2014, informó hoy el Gobierno.

Los datos, presentados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), suponen una mejora del 0,7% en las estimaciones anteriores del Gobierno divulgadas en mayo sobre la cosecha del país, uno de los principales productores de alimentos del mundo.

Según el informe, el área que será cosechada por los productores de granos este año se mantiene en 57,5 millones de hectáreas, un 2% más que la de 2014 (56,4 millones de hectáreas).

Los tres principales productos de la cosecha brasileña, el arroz, el maíz y la soja, totalizarán juntos el 91,9% de la cosecha y el 86,1% del área plantada.

Según el IBGE, el aumento de la producción agrícola brasileña este año se deberá principalmente a la soja, cuya cosecha representa casi la mitad de todos los granos y se elevará hasta un récord de 96,4 millones de toneladas, 800.000 más de las calculadas en mayo por el IBGE y un avance del 11,6 por ciento en comparación con 2014.

Por su parte, la producción de maíz totalizará 80,3 millones de toneladas, cuatro millones más de las previsiones anteriores de mayo y un 2,0% más que el año pasado y la de arroz tendrá una reducción del 3,5% en el área cultivada, pero se prevé un aumento del 1,9% de la producción en este año.

Por su parte, la previsión de la cosecha de café es de que crezca un 1,7%, mientras que la de naranjas debe caer un 6,9% y la de la caña de azúcar un 1,5%.