Río de Janeiro. La cosecha brasileña de granos este año debe llegar a los 202 millones de toneladas, pese a la fuerte sequía que vive parte del país, según un informe divulgado hoy.

Los datos fueron presentados en el informe "Expedición Cosecha", del diario brasileño Gazeta do Povo y que desde 2006 analiza la producción de 16 estados de Brasil, uno de los mayores productores y exportadores mundiales de alimentos.

Además de la sequía, Brasil se ve afectada por la caída de la cotización de productos como la soja y maíz por la súper cosecha de Estados Unidos.

No obstante, el área cultivada con soja este año en Brasil aumentó un 5,68%, gracias al descenso del 7,9% en la retracción de las plantaciones de maíz y por la expansión de los cultivos de la oleaginosa sobre pastizales y algunas áreas del ecosistema conocido como Cerrado, en el centro-este del país.

El aumento del sector pero, fue menor que el del año pasado, cuando la soja tuvo una expansión del 7 por ciento en el área plantada y registró una productividad récord.

Según el informe "Expedición Cosecha", los mayores productores de soja este año en Brasil fueron los estados de Mato Grosso (centro-oeste), con 8,8 millones de hectáreas plantadas; Paraná (sur), con 5,15 millones de hectáreas; y Río Grande do Sul (sur), con 5,08 millones de hectáreas.

Los mayores productores de maíz fueron los estados de Minas Gerais (sureste), Río Grande do Sul y Paraná, aunque todos ellos con números inferiores en relación a la producción del año pasado por causa de la sequía que comprometió la entre-cosecha del cereal.