México DF. La cosecha de café de México, golpeada el ciclo actual por una racha de frío a inicios del año, batallará para recuperarse en el periodo 2010/11 ante la destrucción total de algunos cafetos, dijeron el jueves productores.

El pasado invierno se registró un frío inusual que arruinó cosechas en estados productores como Veracruz, Puebla y San Luis Potosí, ocasionando la pérdida de entre 200,000 y 300,000 sacos del 60 kilos del aromático.

Rodolfo Trampe, director de la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café (Amecafé), recortó en un 4.5% su pronóstico para la cosecha 2009/10.

México cerraría su cosecha en septiembre con 4.2 millones de sacos de 60 kilos, de los cuales 2.2 millones serían exportados, explicó Trampe. La Amecafé tenía un pronóstico previo de 4.4 millones de sacos.

Trampe espera que durante el próximo ciclo cafetalero, que inicia en octubre, se mantengan los niveles actuales o se incrementen ligeramente, sin embargo los productores en las regiones más afectadas no se muestran tan optimistas.

En Veracruz, algunos de los árboles fueron destruidos por completo por la helada, y es poco probable que la producción se recupere rápidamente, dijo Gabriel Barreda, líder del sector cafetalero en ese estado.

"Muchas de las plantaciones recuperarán su producción hasta dentro de dos años. La floraciones en marzo y en abril fueron muy pobres", dijo Barreda.

Además, recientemente el estado se ha visto golpeado por fuertes inundaciones, aunque las zonas más afectadas se ubican lejos de las regiones cafetaleras, explicó.

Los recortes en las cosechas de México y Centroamérica este año han contribuido a un dramático incremento en los precios de los futuros del tipo arábiga, que se catapultaron a su máximo en 13 años a finales del mes pasado.

Trampe dijo que los precios podrían normalizarse una vez que inicie la nueva cosecha, en la que se espera un recuperación en la producción por parte de Colombia y Guatemala.