Buenos Aires. Las proyecciones para la próxima cosecha de soja se mantendrían en 47 millones de toneladas estimada la semana pasada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, indicaron especialistas del sector.

Pese a que las lluvias han aliviado las plantaciones para evitar mayores pérdidas del commodity producto de la sequía, no incidirán en el volumen de cosecha.

Según consignan en La Nación, "las precipitaciones fueron puntualmente muy buenas para la soja", opinó Maximiliano Zavala, de la Bolsa de Cereales porteña. "Pusieron paños fríos sobre el fuego", graficó Tomás Parenti, de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Ricardo Baccarin, vicepresidente de Panagrícola, indicó a La Nación que “con 47 millones de toneladas la cosecha ya tiene cinco millones de toneladas de merma respecto de los 52 millones que se esperaban al inicio de la campaña. En plata, esa caída significa US$ 2.500 millones menos de ingresos para el país. De esa cifra, el Estado se queda sin embolsar US$ 870 millones”.

Por su parte, Rodolfo Rossi, especialista en soja de Nidera, expresó que “la lluvia que regó con más fuerza Buenos Aires llegó al 40% de la soja sembrada en el país. Dijo que evitan una mayor caída en los rindes. Pero, según precisó, las altas temperaturas y la escasez de precipitaciones de la semana pasada ya habían recortado del 5% al 7% la producción, sumándose a pérdidas anteriores”.

Se espera que las lluvias continúen en los próximos días, siendo un alivio para los productores de la oleaginosa.