Sao Paulo. Brasil podría sufrir su mayor caída en la producción de soja en décadas este próximo año si una sequía derivada del fenómeno climática La Niña afecta al cinturón de granos del sur, dijo el gobierno este jueves.

La Companhia Nacional de Abstecimento (Conab) dijo en su primer pronóstico oficial de la cosecha de soja 2011/2012 que la producción caería a entre 72,18 millones y 73,29 millones de toneladas desde el máximo histórico de 75,3 millones de la campaña anterior.

Si la cosecha finalmente rinde la menor cifra del rango, anotaría la mayor caída interanual en tonelaje desde 1994, que es la fecha más antigua a la que se remota el sitio en internet de Conab.

Una cosecha menor podría darle apoyo a los precios de la soja. Los fundamentos de la oferta y la demanda global para la oleaginosa continúan sólidos.

Una reciente caída en los precios futuros en septiembre está llevando de vuelta al mercado a grandes importadores, como Egipto y China, que intentan fortalecer sus inventarios.

Y las ventas anticipadas de la nueva cosecha brasileña para comienzos del 2012 están bien por sobre los promedios históricos para este período del año.

Pese a un panorama inicial de una caída en la producción, la siembra de soja de Brasil en la temporada 2011/2012 crecería entre 2% y 3,5% desde los 24,18 millones de hectáreas récord del año pasado, añadió la Conab.

Los rendimientos inusualmente altos del año pasado son la explicación para la caída esperada en la producción a pesar de una siembra mayor.

El rendimiento caería a 2,927 toneladas por hectárea desde un nivel récord de 3,115 toneladas por hectárea en el 2010/2011, cuando lluvias abundantes produjeron una cosecha récord, afirmó la entidad.

"Depende de la posibilidad de tener una fuerte sequía en el sur, pero en este momento es muy temprano para decirlo", dijo Silvio Porto, director de política agrícola e información de la Conab, al ser consultado por qué la agencia calcula una cosecha menor a partir de una mayor área cultivada.

El cálculo del gobierno sobre la nueva cosecha que comenzó su siembra en las últimas semanas es más conservador que los pronósticos del sector privado.

La consultora Safras e Mercado predijo en julio otra cosecha de soja récord, de 75,3 millones de toneladas, con un crecimiento del área plantada a 24,7 millones de hectáreas.

El lunes, la consultoría especializada en granos Céleres calculó la nueva cosecha de soja en 75,2 millones de toneladas.

Maíz y algodón. Conab también dijo que prevé que la cosecha total de maíz de Brasil sume entre 57,33 millones y 58,99 millones de toneladas esta temporada, frente a los 57,5 millones del año pasado.

El aumento de la producción es acompañado por un crecimiento del área cultivada a entre 14,18 millones y 14,47 millones de hectáreas, desde los 13,83 millones del 2010.

Esta expansión en el área cultivada remarca la expectativa de un ajustado suministro global a partir de una cosecha menor a la esperada en Estados Unidos y a una fuerte demanda de la industria del etanol derivado del maíz en ese país, afirmaron analistas.

Brasil debería recoger una cosecha de algodón de entre 1,93 millones y 2,11 millones de toneladas, que se comparan con los 1,96 millones de la cosecha anterior.