Buenos Aires. Las proyecciones de cosecha de trigo 2010/11 en Argentina, indican que hay existencias suficientes para abastecer holgadamente el consumo interno y nuevas exportaciones, indicó Alejandro Vejrup, técnico de la Unidad de Investigación y Desarrollo de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Crea).

Vejrup, expresó que “la producción alcanzará 14,9 millones de toneladas según las últimas estimaciones que, sumadas al carry over del año anterior (1,4 millones de toneladas) darán lugar a una oferta total de 16,3 millones de toneladas”.

Además, “el consumo requerirá 6,5 millones de toneladas, compuestas por 5,9 millones para molienda y 600.000 toneladas para semilla”, manifestó el técnico de Crea.

Por lo tanto, “el saldo exportable será de 9,8 millones de toneladas, de los cuales ya se han autorizado 7 millones: 3 millones en junio de 2010; 2 millones el 2 de diciembre, de los cuales un millón era para embarcar antes del 15 de enero de 2011 y otro millón después de esa fecha, y 2 millones autorizados tras la reunión del 12 de enero de 2011 (Se anunciaron 3 millones, pero en realidad serán 2 por el millón de diciembre)”, aclaró en el informe el investigador.

Esto quiere decir “que aún con lo anunciado por el ministro argentino Julián Domínguez, queda sin autorizar la exportación de 2,5-2,8 millones de toneladas según la magnitud de las reservas que se quieran mantener”, manifestó Vejrup.

También dijo que “por el intervencionismo oficial, los productores argentinos están perdiendo el 21% del precio que les correspondería cobrar sin que los consumidores obtengan beneficios. En la semana anterior, esto significó US$48por tonelada sobre 230 teóricos”.


Por último, el experto indicó que “durante todos los años en lo que el mercado de trigo funcionó sin intervencionismo oficial, nunca se produjo desabastecimiento del consumo interno”.