Buenos Aires. La producción de soja de Argentina sería de 44 millones de toneladas en la temporada 2011/12, frente al nivel de entre 43,5 y 45 millones de toneladas previsto en febrero, dijo este jueves el Ministerio de Agricultura en su nuevo informe mensual, tras una severa sequía.

La falta de precipitaciones en diciembre y enero en el principal proveedor mundial de aceite y harina de soja afectó los rendimientos del cultivo y redujo el área sembrada con la oleaginosa, que el gobierno ahora calculó en 18,6 millones de hectáreas, desde los 18,8 millones previos.

De esta manera, la cosecha de soja anotaría un descenso en la producción del 10% interanual, desde los 48,9 millones de la campaña anterior.

"Un 2% de la superficie implantada con soja de primera se considera que está en muy buen estado, un 57% en buen estado, un 30% regular y un 11% en estado malo", dijo el ministerio en su reporte.

"En cuanto a las sojas de segunda (granos de siembra tardía), los porcentajes son los siguientes, 2% muy buena, 44% buena, 41% regular y 12% mala", añadió la cartera.

En tanto, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantuvo su estimación de la producción de la oleaginosa de la campaña actual en 46,2 millones de toneladas.

La entidad afirmó que los productores argentinos ya recolectaron el 3,1% de la soja del ciclo 2011/12, en un avance intersemanal de 1,4 puntos porcentuales, y que "respecto a la comparación interanual y a pesar del retraso provocado por las lluvias, se destaca un importante adelanto de las recolecciones durante el presente ciclo".

Durante los próximos siete días se registrarían fuertes lluvias, pero se concentrarían mayormente en áreas sojeras marginales ubicadas en el norte del país, lo que dificultaría el avance de la cosecha en esas zonas, dijo la bolsa.

Maíz. En cuanto al maíz 2011/12, que también fue golpeado por la sequía, el gobierno estimó que la producción será de 21,2 millones de toneladas, desde el nivel de entre 20,5 millones y 22 millones de toneladas calculado en febrero.

Ello marcaría un retroceso desde los 23 millones de toneladas cosechados en la campaña 2010/11.

Los agricultores de Argentina, el segundo exportador mundial de maíz, ya iniciaron la recolección de los 5 millones de hectáreas sembrados con el cereal, aunque 670.000 hectáreas de esa superficie serían utilizadas para pastoreo debido a su mal estado por la falta de precipitaciones, señaló el ministerio.

"Las lluvias producidas en febrero y lo que va de marzo, solamente favorecieron a los lotes implantados de manera tardía y los de siembra de segunda. Se estima que un 1% de los maíces está en estado muy bueno -lotes con riego complementario-, un 36% en estado bueno, 38% regulares y 26% malos", dijo la cartera.

La Bolsa de Cereales dijo en su informe semanal del jueves prevé que la cosecha de maíz argentino 2011/12 será de 20,8 millones de toneladas, la misma cifra prevista la semana previa.

Los productores maiceros de Argentina ya recolectaron el 18,7% de los 3,7 millones de hectáreas sembrados con el cereal 2011/12 de uso comercial, lo que marca un progreso intersemanal de 7,7 puntos porcentuales y 0,7 puntos por delante del ritmo del ciclo previo, señaló la entidad.

Por otro lado, el gobierno mantuvo su cálculo de 13,4 millones de toneladas para la producción de trigo 2011/12, cuya recolección terminó a inicios de año, y recortó su estimación de cosecha de girasol 2011/12 a 3,3 millones de toneladas, desde los 3,7 millones que había previsto en febrero.