Sao Paulo. Un frente frío que está provocando lluvias en el sureste y el centrooeste de Brasil podría retrasar el inicio de la cosecha de soja en el principal estado productor, Mato Grosso, dijo este lunes un informe del meteorólogo Marco Antonio dos Santos.

Las lluvias continuarían durante toda la semana en el centro del país, en algunos casos deteniendo por completo la cosecha, dijo Santos. Además de obstaculizar el trabajo de recogida inicial, la poca luz del sol puede afectar el granulado y los rendimientos, lo que resulta en granos más pequeños, dijo.

"Como algunos campos de soja están listos para ser cosechados, estas condiciones invernales pueden causar problemas a los productores", según el informe de la consultora meteorológica Rural Clima, de la que Santos es socio.

En algunas ciudades, los productores no han podido usar cosechadoras durante los últimos días debido a la lluvia continua. En otros, los agricultores pueden recoger el grano solo durante dos o tres horas al día.

Una mayor humedad también aumenta el riesgo de enfermedades como la roya de la soja, dijo el informe.