San José. La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, anunció la presentación de un plan que pretende hacer más expeditos los procesos de inversión en infraestructura pública, con el fin de mejorar las condiciones del país en este rubro.

Para esto, el gobierno costarricense presentará en el mes de enero dos proyectos de ley que fueron elaborados por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes en conjunto con el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales, la Universidad de Costa Rica, la Cámara de la Construcción, entre otras entidades.

El primero de estos proyectos pretende reformar la normativa en materia de contratación administrativa que afecta la toma de decisiones en la ejecución de los fondos disponibles para la inversión en infraestructura.

Los cambios implicarán reformas en el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y las dependencias relacionadas con la concesión de obra pública.

El ministro de Obras Públicas y Transportes, Pedro Castro, comentó que el proyecto buscará articular mejora las acciones de las instituciones vinculadas al tema de infraestructura, con el fin de mejorar los procesos de producción de mezclas asfálticas para las vías cantonales, así como promover auditorías sectoriales para mejorar la transparencia.

El segundo proyecto que se presentará es el Plan Nacional de Inversión en Infraestructura, que contiene una lista de obras que requiere Costa Rica en los próximos 25 años, elegidos según su urgencia.

La presidenta Chinchilla comentó que el actual sistema de concesión de obra pública impide al gobierno poner en marcha los proyectos que son de interés para el país, pues tiene deficiencias como el permitir que se apelen los concursos por motivos personales, que al final encarecen las obras contratadas.

"Esto no es racional, no puede seguir manejándose de esta manera. Hemos heredado una maquinaria administrativa que ya no da para más y no nos hemos cruzado de brazos", comentó la presidenta.

"Entre tanto, yo sé que vamos a dejar todas las obras con las que nos comprometimos debidamente iniciadas, algunas no concluidas pero avanzadas, esto no me interesa a mí, ciertamente lo que me interesa es que Costa Rica deje de perder el tiempo en materia de inversión de obra pública", añadió la mandataria.