San José. El mercado financiero de Costa Rica experimenta una agresiva apuesta por parte de los bancos minoritarios.

Según un reporte de Nación.com, el Banco General triplicó el monto de préstamos entre junio de 2010 y junio de 2011, mientras que sus competidores Cathay, Lafise y BCT experimentan aceleradas tasas de crecimiento en el mismo período.

El caso del Banco General es el más destacado, ya que pasó de ¢36,000 millones en préstamos a ¢104,000 millones en el período.

Por centralmente el Banco Cathay, tuvo un alza de créditos por 61%; Lafise, 39% y el BCT por 33%.

Alberto Sauter, gente del Banco General, explicó que el incremento específico en esta entidad obedece al crecimiento en los segmentos corporativo y de hipotecas, dentro de su plan de desarrollo, y a la compra de la cartera hipotecaria residencial a Citibank Costa Rica, el pasado 17 de julio.

Esa situación también explica la disminución en la cartera del Citibank. Por su parte, en el Banco Cathay, el gerente Hairo Rodríguez detalló que el crecimiento que han logrado en los últimos dos años está basado en un enfoque hacia las pequeñas y medianas empresas, por medio de “un servicio personalizado, ágiles tiempos de respuesta, productos a la medida y condiciones de tasas de interés competitivas”.

Por su parte, Mario Hernández, subgerente general del Banco Lafise, explicó que el crecimiento obedece fundamentalmente a colocaciones en financiamiento de compra de vivienda, vehículo, descuentos de facturas y financiamiento del ciclo comercial de las empresas en sectores tales como salud, alimentos, consumo masivo, logística, comercio internacional y servicios.