La estatal Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) informó que el consumo de combustibles en el país se elevó a 19.015.081 barriles, lo cual implica una inversión de US$2.182 millones.

Recope, que tiene el monopolio de la importación de combustibles, informa que la factura petrolera de Costa Rica se incrementó un 0,3% en comparación con 2012, cuando el monto llegó a US$2.175 millones.

En cuanto al consumo, el incremento fue de 1,5%, pues en 2012 Costa Rica, país que no produce petróleo, importó casi 19 millones de barriles de combustibles.

El hidrocarburo de más uso en Costa Rica en 2013 fue el diesel, con 37,2% del total importado, debido a un incremento en las importaciones del estatal Instituto Costarricense de Electricidad con el fin de producir energía con plantas térmicas.

Las compras de diesel pasaron de 6.759.000 barriles en 2012 a 7.074.540 barriles en 2013, con un alza del 4,6%, según los datos de Recope.

En cuanto a gasolina regular las importaciones subieron 1,8% al moverse de 3.719.610 barriles en 2012 a 3.786.654 millones en 2013.

Por su parte, las compras de gasolina súper en 2013 ascendieron a 2.812.339 barriles en 2013, mientras en 2012 fueron de 2.765.453 barriles, para un crecimiento del 1,69%.