San José. La línea de transmisión eléctrica del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC) fue completada este jueves tras inaugurarse en Costa Rica la última sección pendiente entre las localidades de Parrita y Palmar Norte, en la costa Pacífica del país.

Esta red de 1.800 kilómetros de extensión permite el intercambio de energía eléctrica entre todos los países centroamericanos, y favorecerá la transmisión energética a más bajo costo, según indicó el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) mediante un comunicado.

Este sistema de interconexión tiene un costo total de US$501 millones y la capacidad de intercambiar 300 megawatts entre los países centroamericanos.

"El hecho de que el Grupo ICE sea socio de SIEPAC representa importantes ventajas para nuestro país. Desde la puesta en operación del mercado eléctrico regional se ha logrado colocar excedentes de energía de nuestro sistema cuando los tenemos y, a su vez, importar electricidad a menores precios para beneficio de los usuarios", destacó Edgar Gutiérrez, ministro de Ambiente y Energía de Costa Rica.

El ministro destacó que con esta nueva línea los seis países de América Central tendrán la oportunidad de mitigar el impacto que el cambio climático está ejerciendo sobre el nivel de los embalses durante la época seca.

"La conclusión de la línea SIEPAC es la finalización de una primera fase de un esfuerzo muy grande realizado por los países de América Central, que desde hace muchos años tuvieron la visión de comenzar a reunirse para ver cómo solucionar el problema eléctrico de Centroamérica", expresó Carlos Obregón, presidente ejecutivo del ICE.

Agregó que Costa Rica, un país que genera electricidad fundamentalmente con fuentes renovables, ha sido un actor muy activo durante todo el proyecto SIEPAC. Para Costa Rica, la inversión en SIEPAC alcanzó los US$168,5 millones.