México. Los ministros de Energía de Costa Rica y México, René Francisco Castro y Pedro Joaquín Coldwell respectivamente, sostuvieron un encuentro esta semana en México en donde el centroamericano conoció la experiencia de México "en materia de fuentes renovables", informaron este jueves fuentes oficiales.

La secretaría (ministerio) de Energía (Sener) precisó en un comunicado que este encuentro fue resultado del acuerdo de los mandatarios de ambos países, el mexicano Enrique Peña Nieto y la costarricense Laura Chinchilla, quienes acordaron "retomar los planes y perspectivas energéticas de largo plazo".

En la reunión el ministro costarricense, quien además de titular de Energía se encarga de temas de Medio Ambiente, "destacó la necesidad de procurar que la matriz energética regional favorezca la reducción de emisiones de gases (causantes) de efecto invernadero a fin de que los países de la zona sean más prósperos, verdes y solidarios".

Por su parte, el director general de Sustentabilidad de la Sener, Efraín Villanueva Arcos, refirió los avances legislativos en México con la aprobación de la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y Transición Energética.

Asimismo, incluyó la Ley general de Cambio Climático, la de la Promoción y el Desarrollo de Bioenergéticos, y la del Servicio Público de Energía Eléctrica.

El funcionario dijo que "México tiene un gran potencial en el desarrollo de energías renovables, de las cuales la geotermia", que se utiliza en Costa Rica desde 1994, "es una de las más atractivas, al ocupar el cuarto lugar a nivel mundial en potencial de aprovechamiento de este tipo de energía", señala la Sener.

El ministro centroamericano visitó esta semana México para participar en la II Reunión del Consejo de Ministros de la Estrategia Mesoamericana de Sustentabilidad Ambiental (EMSA).

El pasado febrero Peña Nieto visitó a Chinchilla en Costa Rica, una cita en la que ambos acordaron estrechar sus vínculos en comercio, cooperación e inversiones sin olvidar otros componentes a escala regional.

Chinchilla solicitó entonces el apoyo a Peña Nieto para promover el interés de empresas privadas mexicanas para el desarrollo en Costa Rica de energías renovables, como por ejemplo la geotérmica y el gas natural.