San José. Las autoridades de Costa Rica destacaron hoy el éxito de un programa que ha permitido eliminar casi por completo las plagas de las plantas ornamentales de exportación conocidas como dracaenas, con lo que se ha mantenido abierto el mercado de Estados Unidos.

El programa de vivero sano "Clean Stock Program" permitió que durante el año pasado únicamente el 3 % de las empresas tuviera problemas de plagas, informó hoy en un comunicado el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) del Ministerio de Agricultura.

"Las medidas de mitigación de plagas en el cultivo y plantas empacadoras garantizan o minimizan el riesgo. Solo así hemos podido tener el mercado abierto y hace unos meses todo productor y empacador ingresó a este programa", afirmó en el boletín la jefa de certificación fitosanitaria, Gina Monteverde.

El "Clean Stock Program" es una iniciativa bilateral entre Costa Rica y Estados Unidos que brinda herramientas para reducir la cantidad de plantas con insectos problemáticos que se pueden pasar en el material exportado.

El programa incluye capacitación para lograr buenas prácticas agrícolas con la finalidad de mitigar el riesgo de plagas en las plantas de exportación.

Según datos del SFE, durante 2013 se registraron en el programa 66 pequeñas empresas empacadoras de plantas y 111 fincas productoras.

Datos oficiales costarricenses indican que en 2013 las ventas al exterior de estas plantas alcanzaron los US$600.000.