San José. El gobierno de Costa Rica anunció este miércoles un nuevo conjunto de medidas para combatir los problemas de tráfico vehicular que se viven en la zona central del país.

Para reducir el alto impacto de las llamadas "horas pico" en el tránsito vehicular, el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís decretó un horario escalonado de ingreso a la jornada laboral para los empleados públicos.

El decreto firmado este miércoles establece que parte de los burócratas ingresará a su trabajo a las 6:30 horas, otro a las 8:00 horas y otro a las 9:30 horas, con el fin de que el tránsito sea más fluido en horas de la mañana.

"La medida es parte de las acciones solicitadas por el Señor Presidente para que desde el sector público contribuyamos a disminuir el congestionamiento vial en las principales vías de acceso y en el centro de San José", dijo el ministro de Trabajo, Carlos Alvarado.

También se iniciará con la implementación de la jornada "4-3" en la que los trabajadores laboran cuatro días a la semana en jornadas de diez horas, y descansarán tres días, en lugar de los habituales dos.

Los horarios escalonados y la jornada acumulativa no se aplicarán en los servicios de salud, la policía y los centros educativos.

Las medidas estarán vigentes desde la publicación de este Decreto y hasta el 30 de noviembre. Durante este periodo el Ministerio de Obras Públicas y Transportes deberá realizar un estudio sobre el impacto de la medida para recomendar su ampliación el próximo año y posibles mejoras.