San José. Costa Rica se prepara para desplegar una industria de comunidades para personas extranjeras retiradas, aprovechando las ventajas competitivas en las áreas de salud, turismo, desarrollo inmobiliario, seguridad y transporte, entre otras.

Así lo anunció el Programa Nacional de Competitividad y Mejora Regulatoria (Pronacomer), el ministerio de Comercio Exterior, el ministerio de Salud, la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde)  y la Asociación Consejo para la Promoción Internacional de la Medicina de Costa Rica (Promed)

Las comunidades para retirados son proyectos residenciales para adultos mayores que ofrecen servicios integrales y personalizados en atención médica, servicios domésticos, transporte y enfermería, dependiendo de las necesidades de sus habitantes.  Paralelamente involucran el desarrollo de otras actividades como centros de investigación avanzada, actividades de recreación de alto valor, parques temáticos, industria farmaceútica, etc.

El crecimiento constante de la industria del turismo médico nacional, así como  la oportunidad de invertir en un campo novedoso y generador de altos ingresos, motivan al país a dedicar esfuerzos para la consolidación de un clúster o conglomerado de retirados.

Según comentó la ministra de Salud de Costa Rica, María Luisa Ávila, “las posibilidades que ofrece el país son atractivas para este tipo de actividad, donde convergen factores importantes como la geografía de nuestro país, la capacitación y el desarrollo científico de las diversas disciplinas de salud, reforzado por la idiosincrasia de sus habitantes, cuya característica notoria es el trato humano y desinteresado hacia sus visitantes extranjeros”.

El mercado meta inicial estaría compuesto por ciudadanos de profesionales de clase media, medio-alta procedentes de Estados Unidos de Norteamérica, Canadá y España, lugares donde se registran la mayor cantidad de jubilados que deciden establecerse en otras latitudes.

Según Jorge Woodbridge, ministro de Competitividad y Mejora Regulatoria, “Costa Rica posee significativas ventajas competitivas para posicionarse como un importante destino para retirados. Un costo de vida menor, la eficiencia en los servicios médicos, la cercanía con muchos destinos y nuestras emblemática belleza natural y excelentes condiciones climáticas, así como nuestro compromiso con el ambiente, son algunas razones de peso para involucrarse en la implementación de un clúster para retirados”.

Por su parte, Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior, comentó “que la política de comercio exterior incluye tanto la promoción comercial como la atracción de la inversión extranjera, en el caso del establecimiento de un Clúster para Jubilidados se relaciona con una novedosa actividad de servicios que el país está en capcidad de ofrecer de manera inmediata y de muy alta calidad a un sector de población extranjera con alto poder adquisitivo, que en cuyo país de origen le sería muy caro solventar, por lo que Costa Rica significa una excelente opción para ubicarse y recibir la atención requerida”.

La industria de comunidades para jubilados supera de dos a tres veces los ingresos que genera el sector inmobiliario turístico, ya que este negocio no concluye en la venta de propiedades sino que se amplía con remuneraciones mensuales por los servicios  de actividades de la vida diaria y ciudades de salud, un concepto más amplio, que incorpora centros médicos y de investigación.

Se estima que el desarrollo de Ciudades de la Salud en el país podría generar divisas por US$340 millones anuales. Asimismo, la atención a una población de 10.000 jubilados produciría unos 40.000 empleos anuales; 10.000 de manera directa en áreas de construcción, arquitectura, ingeniería seguridad, administración y servicios de salud.

De forma indirecta, incentivaría 30.000 plazas en comercio, hoteles, transporte, restaurantes, manufactura de equipos médicos y farmacéuticos; bancos, limpieza y  jardinería, entre otras.

En la región centroamericana, Panamá ya cuenta con cinco comunidades de retirados y actualmente existen 42 en proceso de permisos y construcción. En el caso de Costa Rica, se registran proyectos en Liberia y en el noroeste del Valle Central.