San José. Costa Rica puso en operación este lunes una nueva planta hidroeléctrica que utilizará la mayor presa del país para abastecer de electricidad a cerca del 12% de su población.

La planta Pirris, ubicada en la parte sur de la provincia de San José conocida como Los Santos, utiliza una presa con una capacidad de 30 millones de metros cúbicos y generará suficiente energía para abastecer a 560.000 hogares, de acuerdo al estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Costa Rica tiene una población de alrededor de 4,6 millones de personas.

La planta tuvo un costo de US$627 millones, y fue financiada en parte por Japón.

El proyecto ayudaría a Costa Rica a reducir sus costosas importaciones de gasolina, así como a bajar sus emisiones contaminantes y a cambiar su consumo de energía con el objetivo de depender en un 100% de fuentes de energía renovable para el 2021.