San José. El Gobierno de Costa Rica informó hoy que realizará una inversión estimada de US$52 millones para la compra de ocho trenes en diciembre próximo, con el préstamo otorgado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

     Según detalló la administración, las unidades tendrán una capacidad para 400 pasajeros y llegarán al territorio costarricense en un plazo máximo de 24 meses, periodo que empezará a descontarse a partir del mes de la compra.

     El objetivo del país centroamericano con la inversión será continuar con un proceso de modernización y fortalecimiento del  Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) y sus servicios, para lo que incluso se emitió la ley número 9.366 en 2016, en la que se estableció la potestad de que el Instituto realice este tipo de inversiones sin el aval anterior de la Contraloría General de la República (CGR).

     Entre las principales ventajas de la compra, el gobierno enfatizó que se procuró buscar unidades que tomaran en cuenta la topografía de Costa Rica y las características actuales de su infraestructura férrea, muy diferentes a las que son normalmente referidas en los estándares internacionales.

     Así mismo, el gobierno centroamericano destacó que la compra incluirá gastos para el mantenimiento de la maquinaria y la capacitación del personal adjunto, como puntos complementarios de especial atención en este tipo de iniciativas.

     Para el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, el proyecto se trata de un paso fundamental para mejorar la movilización en su país, en un contexto marcado por altas concentraciones de tráfico en las grandes ciudades.

     En esta línea, manifestó que "la modernización del tren permitirá dar el paso hacia una movilización de personas más eficiente y a resolver gran parte de los problemas con el transporte vehicular que se acumula desde hace ya varios años".