El gobierno de Costa Rica anunció el lunes una inversión de US$34 millones para la construcción de un nuevo muelle de atraque en el Puerto Caldera, principal embarcadero de comercio internacional en la Costa Pacífica del país.

Según detalló la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, el periodo de construcción del puerto se extenderá durante dos años y el desarrollo de sus obras darán lugar a la generación de 200 puestos de trabajo.

La obra, que corresponde al cuarto muelle de la Sociedad Portuaria de Caldera, impulsará la proyección de la economía costarricense aumentando la productividad del puerto en un 135 por ciento.

La mandataria costarricense detalló que el nuevo muelle tendrá una extensión de 180 metros, un puente de acceso de 160 metros y un área de planta de 6.000 metros cuadrados.

"Costa Rica es un país que puede competir entre los mejores, tenemos un gran potencial que no debemos desaprovechar", afirmó la presidenta.

Chichilla enfatizó el compromiso de su administración por impulsar el desarrollo de infraestructura como parte de los esfuerzos estratégicos para mejorar la competitividad del país.

El Puerto de Caldera se ubicada a 100 kilómetros de San José, específicamente al Sureste de la Bahía de Caldera y al este del Golfo de Nicoya.

El puerto da lugar a la importación de granos, vehículos y carga por medio del arribo de contenedores, graneleros, cruceros y atuneros.