San José. Costa Rica mantiene “frenado” un acuerdo de cielos abiertos con Panamá, a la espera de que la salvadoreña TACA “mejore” su centro de conexiones (hub) en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.

El acuerdo permitirá a una línea aérea como Copa, de bandera panameña, y principal competidor de TACA en el istmo, volar sin restricción de frecuencias, desde y hacia Costa Rica.

“TACA nos pide más estudios con Panamá para analizar un eventual acuerdo y por eso no lo hemos firmado con ellos. Obviamente, estamos estudiando que el hub de TACA no se vea afectado, porque es una fuente importante de empleo”, expresó Luis Carlos Araya, viceministro de Transporte Aéreo de Costa Rica.

“Le hemos dado la oportunidad (a TACA) de aguantar (sic) a la espera de que reaccione. Tenemos dos meses de hablar con ellos y hay expectativas de que mejore (su operación)”, puntualizó.

Las declaraciones surgen tras el acuerdo de cielos abiertos firmado con Colombia, la semana del 29 de agosto. Junto con el de Brasil y Canadá, es el tercer convenio de este tipo que se firma, en el presente año.

El acuerdo con Colombia le permitirá a TACA (a través de Lacsa, registrada como línea aérea de bandera nacional) volar al país del sur sin restricción de frecuencias ni pasajeros, como ocurría hasta ahora.

Además, podrá recoger pasajeros, por ejemplo, desde Argentina, hacer escala en Bogotá y terminar en Costa Rica.

En TACA no se refirieron a las declaraciones del viceministro, aunque calificaron como “positiva” la firma del acuerdo con Colombia.

“Esto representa un beneficio para ambos países y la apertura de múltiples posibilidades de llegar a más destinos al interior de Colombia...”, indicó Claudia Arenas, vocera de la aerolínea.