San José. El gobierno de Costa Rica realizó un pago de US$28,4 millones a la empresa brasileña OAS, para anular el contrato de concesión de la carretera entre San José y San Ramón, 60 kilómetros al noroeste de la capital costarricense.

Así lo afirmó el ministro de Planificación y directivo del Consejo Nacional de Concesiones, Roberto Gallardo, quien aseguró que con este pago el gobierno costarricense queda liberado de todo compromiso y podrá iniciar el diseño y construcción de una nueva carretera.

En diciembre pasado, el gobierno costarricense y la empresa brasileña llegaron a un acuerdo para finiquitar el contrato una vez que se cancelara una indemnización total de US$34,9 millones, teniendo como fecha límite el 15 de marzo.

La administración de la presidenta Chinchilla, hizo un primer pago en el mes de diciembre por un monto de US$6,5 millones.

OAS había comprado los derechos de concesión para ampliar este sector de la ruta Interamericana, que comunica a San José con su principal aeropuerto internacional y con varias de las principales poblaciones de la provincia de Alajuela.

Sin embargo, el contrato de concesión que entregaba a OAS las obras de ampliación y la administración de la carretera por 30 años, fue fuertemente objetada por los pobladores del occidente del Valle Central costarricense, quienes protagonizaron manifestaciones y bloqueos contra el contrato.

Pese a que el acuerdo consiguió eliminar el contrato de concesión, los grupos opositores al proyecto también objetan el pago, pues consideran que el contrato contenía ilegalidades y por tanto, no era necesario indemnizar a la empresa brasileña.