San José. Los productores agrícolas de Costa Rica prevén que la oferta de mano de obra para la recolección de cosechas será deficitaria este año.

El ciclo agrícola local está por entrar al tiempo de la recolección de caña de azúcar, café, melón, sandía, mango y naranja; una temporada que se extiende de diciembre a abril y que compite con un rubro en auge: la producción de piña.

El problema deriva en que muchos de los jornaleros provienen de Nicaragua.

Pero este año, se estima que el auge del agro y el desarrollo de obras de infraestructura en ese país limiten la llegada de trabajadores.

Según el medio costarricense Nación.com, la principal amenaza son los programas que en el vecino país se han echado a andar y que pueden retener a muchos trabajadores que llegan temporalmente a Costa Rica en etapa de recolección.

Carlos Odio, presidente de la firma Tico Frut, la principal productora y procesadora industrial de naranja y jugo en Costa Rica, advirtió que probablemente los primeros efectos se sentirán en esta temporada de recolección de las cosechas.

Explicó que los responsables de las fincas que tiene esa firma en Nicaragua están preocupados porque muchas personas se fueron a trabajar en la construcción de un puente y una carretera.

Édgar Rojas, subdirector ejecutivo del Instituto del Café de Costa Rica (Icafé), explicó que la situación probablemente no afectará la recolección del grano este año, aunque el sector está preocupado por las implicaciones que puede tener a futuro.

Por esa situación la junta directiva del Icafé hizo un análisis preliminar y es muy posible que decida enviar una comisión a Nicaragua.