El sector turístico costarricense manifestó su preocupación por la tendencia del tipo de cambio, algo que según los empresarios afecta el desempeño del rubro.

La Cámara Nacional de Turismo, a través de su vicepresidente, Wálter Valverde, expresó que la situación afecta directamente a la elaboración de planes de negocio a futuro, asimismo la rentabilidad y su competitividad de las empresas frente a destinos vecinos, consigna La Nación.

“Estamos enviando un mensaje de alarma y preocupación, de que la situación se ha vuelto incontrolable: no podemos proyectar costos, y esto nos genera una gran incertidumbre”, dijo Valverde.

El colón se ha mantenido en los últimos días en el límite mínimo de la tasa cambiaría: ¢500 por el dólar. Esto, agrega el empresario, produce un desbalance en los costos de las empresas debido a que sus ingresos son en dólares pero sus pagos son en moneda local.

En opinión del economista Norberto Zúñiga, de la firma Ecoanálisis, la preocupación debe ser elevada por los diferentes sectores incluyendo al gobierno.

La Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO), ha sido otro de los rubros que ha manifestado preocupación por la tasa cambiaria, pues les afecta directamente.

La banda cambiaría establecida por el gobierno tico, establece un techo máximo y uno mínimo entre el que el dólar puede oscilar.