Los bancos comerciales en Costa Rica terminaron 2012 con un crecimiento en sus utilidades netas del 30%, lo que equivalió a US$358.47 millones (¢178.700 millones) más en comparación con 2011.

Los buenos resultados son parte del período en el que el crédito al sector privado creció un 12% y las tasas de interés en colones mostraron un repunte en el segundo semestre.

En detalle, las entidades financieras públicas como el Nacional, de Costa Rica, Crédito Agrícola de Cartago y Popular, tuvieron un crecimiento en las ganancias del 29%, es decir, US$246,70 millones (¢123.000 millones) de modo que continúan teniendo el mayor volumen de las utilidades.

En cuanto a los bancos privados, estos crecieron más el 2012, con un alza del 32%, es decir, US$110,33 millones (¢55.000 millones) más que las utilidades registradas en 2011.

Sin embargo, en estos datos no están los resultados de los bancos Citibank, General, Bansol e Improsa, debido a que no estaban disponibles en el sitio web de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), consignó El Financiero.

Con un poco más de detalle, es evidente que el Banco Nacional fue el que cerró el año pasado con las mejores utilidades con un crecimiento del 83%.

Fernando Naranjo, gerente del banco manifestó que los resultados encuentran explicación en varias razones entre ellas la mejora en la eficiencia, un crecimiento aceptable del crédito, la sustitución de inversiones en el exterior por créditos locales y por el aprovisionamiento de menos créditos en mora.

El Banco Popular obtuvo un crecimiento inferior en 4%, con respecto al del año pasado. Mientras que el Banco de Costa Rica aumentó sus utilidades en un 35%.

En las entidades privadas, el BAC San José creció un 10%, el otrora HSBC ahora Davivienda hizo crecer sus ganancias en un 186%, seguido por el Scotiabank con 114% y el Banco Cathay con un 102%.