San José, Xinhua. La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) planteó este miércoles una estrategia para iniciar en Costa Rica la importación y consumo de gas natural como combustible.

Según informó la entidad mediante un comunicado, la estrategia se propone tras recibir los resultados de un estudio realizado por las compañías SNC-Lavalin y Enerchem Tek sobre el potencial de este producto en el mercado costarricense.

Según Recope, el estudio revela una serie de beneficios económicos y ambientales para Costa Rica con el uso del gas natural como sustituto parcial de los otros combustibles hidrocarburos líquidos.

"El gas natural licuado (GNL) se está volviendo un recurso energético cada vez más importante y, dado que a nivel internacional se están realizando grandes inversiones, tanto en capacidad de licuefacción como de regasificación, su importancia no dejará de ir en aumento", destacó Recope.

Para utilizar este recurso la empresa estatal costarricense propone la construcción una terminal de recibo y gasificación con tecnología de punta, que tenga la opción de crecer por módulos según las necesidades.

Esto implica la adaptación de instalaciones portuarias para la descarga del GNL, tanques de almacenamiento, vaporizadores y bombas de transferencia, que deben estar listas "lo antes posible" para tener el combustible a disposición en el 2015.

Para esto Costa Rica requiere una inversión inicial de US$100 millones para el 2015, US$25,6 millones en una segunda etapa para el 2019 y US$55,6 millones más en la tercera etapa para el 2026.

La recomendación es que Recope importe el gas natural, lo almacene y procese para hacerlo apto para la venta, utilizando el mismo modelo que ha implementado la empresa en la comercilización de los combustibles líquidos.

El estudio destaca que el gas natural además de ser un combustible menos costoso, ayuda a reducir las emisiones de gases contaminantes al medio ambiente.