Los trabajos para reducir las fugas de 1.000 a 70 litros de agua por segundo en la cortina de la represa “Francisco Morazán” cuesta 2,7 veces más que lo estimado hace cuatro años.

En 2010, las autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica calcularon el costo de las reparaciones de las filtraciones en 200 millones de lempiras (US$10,2 millones). Para 2011, el ex gerente de la ENEE, Roberto Martínez Lozano, de acuerdo con el acta JD-1091-2011 de la sesión ordinaria del 8 y 11 de julio de 2011, consideró que los trabajos especiales de mantenimiento de las obras subterráneas de la central hidroeléctrica Francisco Morazán contarían con un presupuesto de 120 millones de lempiras (US$6,1 millones) para 2011 y 320 millones (US$16,4 millones) para 2012.

Con esos 420 millones de lempiras (US$21,5 millones) se financiarían los trabajos derivados de la licitación pública internacional 100-014/2011, en la que participaron Rodio Swissboring y Astaldi. Para 2014, el gobierno aprobó 726 millones de lempiras (US$37,3 millones) para reparar las fisuras en la cortina de concreto. En esta licitación privada internacional participan tres empresas extranjeras.

Al comparar las cifras de 2010 y 2014, el costo de los trabajos de “El Cajón” observa un aumento de 526 millones de lempiras (US$27 millones) y 275,5%. Además del incremento en las obras físicas, las filtraciones de agua han subido de 400 a 1,000 litros por segundo en el período 2010-2014.

Lo anterior es el resultado de la desidia e ineficiencia gubernamental para acelerar los trabajos de reparación, de acuerdo con el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y el Colegio de Ingenieros Mecánicos, Electricistas y Químicos de Honduras (CIMEQH). Por tercera vez, las autoridades de la ENEE realizan una licitación para contratar la empresa que ejecutará esos trabajos especializados en “El Cajón”, el proyecto de generación de energía eléctrica más grande de Honduras, con una capacidad instalada de 300 megavatios.

Se espera que este 15 de mayo el comité de licitaciones de la estatal eléctrica revele a quién de las tres participantes en la licitación privada internacional 100-020-2013 -Astaldi, S.P.A., Rodio Swissboring-Trevi Cimentaciones y Tecnosuelo, S.A. de C.V.- se le adjudicará el contrato. El CIMEQH ha declarado su oposición a la licitación al considerar que las mismas empresas que participaron en los procesos públicos anteriores son las que han presentado sus ofertas, lo que está en contra de la Ley de Contratación del Estado.

Bajan ofertas

Uno de los eventos positivos del escándalo generado en 2012 por la adjudicación del contrato a Rodio Swissboring, quien había ofertado US$39,4 millones, superior a la de Astaldi, que era de US$27,9 millones, es que la primera empresa ha bajado su propuesta económica.

El ex subsecretario de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), Roberto Cardona, quien presidía la junta directiva de la ENEE, declaró fracasada a mediados de 2012 la licitación pública 100-014-2011 porque la oferta económica ganadora estaba fuera de los montos de inversión programados.

La junta directiva de la ENEE había presupuestado 420 millones de lempiras (US$21,5 millones) para la reparación de las fisuras, sin embargo, Rodio había ganado el contrato con una oferta económica de 770.6 millones de lempiras, equivalente a US$39,4 millones. En la presente licitación privada internacional 100-020-2013, Rodio Swissboring-Trevi Cimentaciones ofertó US$33,3 millones (695.9 millones de lempiras, al tipo de cambio de 20.90 lempiras por dólar), sin incluir el 15% del impuesto sobre ventas.

Al compararse las ofertas de Rodio, estas observan una reducción de US$6,1 millones, equivalente a 127,4 millones de lempiras. Astaldi S.P.A. participa con una propuesta económica de US$31,8 millones (664,6 millones de lempiras), sin incluir el ISV y Tecnosuelo, S.A. de C.V. con una oferta de US$33,8 millones (706,4 millones de lempiras), excluyendo el impuesto sobre ventas.