El Salvador es uno de los países donde es más difícil abrir y registrar un negocio, según el índice Doing Business del Banco Mundial. 

El camino que un emprendedor tiene que tomar cuando se decide a fundar su propio negocio sigue lleno de obstáculos por el costo del proceso, el tiempo que tardan la respuestas de las autoridades y todos los procedimientos que involucra el registro.

“Los procesos en nuestro país son complicados, muchos se tardan bastante, cuestan... Piense en un restaurante donde se necesitan permisos de alcaldía, Ministerio de Salud, la oficina de planificación del Área Metropolitana de San Salvador y otros”, afirmó Mario Cerna, viceministro de Comercio e Industria.

Las dificultades que se viven en El Salvador a la hora de registrar un negocio son expuestas por el Banco Mundial en el Índice Doing Business, que ubicó al país en el lugar 129 de 183 economías sobre las factibilidad en la apertura de una empresa.

Según las estadísticas del organismo internacional, en el país se tienen que realizar ocho procedimientos distintos para poner un negocio, esperar un tiempo promedio de 17 días hábiles y tiene un costo del 45% sobre el porcentaje del ingreso per cápita.

Sin embargo, aunque el ranking del Banco Mundial no es favorable para el país, Cerna enfatizó que la situación es más complicada para las micro y pequeñas empresas.

“Si le pide todo eso a la gran empresa se lo cumple de inmediato, solo contrata abogados; pero para el micro que tiene que hacer el trámite y además producir, vender, puede tardar meses o más del año”, dijo Cerna.

Por ello, como un intento para tratar de enmendar la situación, las autoridades del Ministerio de Economía (Minec) han mandado a Casa Presidencial una propuesta para que las instituciones que otorgan permisos de funcionamiento a las empresas homologuen sus procesos y faciliten los registros de miles de comercios.

En ocasiones anteriores, Ileana Rogel, directora ejecutiva de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña (Conamype), ha planteado que la propuesta también incluye que el trámite por parte del gobierno sea gratuito.