Tegucigalpa. Para garantizar el uso sostenible de los recursos, el gobierno buscará instalar al menos 50 nuevas microcentrales eléctricas en varias zonas del país.

El proyecto se pretende ejecutar mediante la Propuesta para Gestión Administrativa del Manejo de Cuencas para el Desarrollo Económico Local en Honduras presentada ayer por el ministro del Instituto de Conservación Forestal (ICF), Trinidad Suazo, en Casa Presidencial.

La iniciativa busca garantizar la protección de 150.000 hectáreas de bosque y el mejoramiento de la calidad de vida de al menos 200.000 familias localizadas en zonas remotas del país, a través de electrificación.

El titular del ICF sostuvo que la protección de toda una red de cuencas y corredores ecológicos y la restauración de paisajes forestales proporcionará a la vida silvestre y otras especies un espacio para moverse libremente y mantener poblaciones saludables.

El proyecto es apoyado por el Proyecto Promoviendo el Manejo Integrado de Ecosistemas y Cuencas en Honduras del PNUD.