Buenos Aires. Si bien ya concluyó el conflicto en la zona sur de Argentina por el conflicto de YPF que tenía paralizada la producción de combustibles, persiste la inquietud sobre la disponibilidad de gasolina especialmente debido al alza registrada en el precio de la misma.

Según explica el diario El Clarín de Argentina, en las estaciones de Esso falta aún combustible. Según indica Tomás Hess, directivo de la petrolera, ello se debe por un lado a que “si bien el conflicto del sur terminó, hay barcos en rada para cargar petróleo y pueden llegar a tardar unos diez días en llegar a las destilerías. Y, por otro lado, el hecho de que ahora los precios hayan quedado por debajo de la competencia (Esso y Shell no oficializaron las subas como YPF y Petrobras) puede hacer crecer la demanda y producir quiebres de stock”. Y añadió que “por eso, recién la normalización podría llegar a fin de año”.

El mismo matutino aclara que para YPF, “la situación de Chubut es menos determinante que para el resto de la petroleras”. Señala que la empresa tiene “tiene producción en otros puntos del país. Para nosotros, que nunca bajamos las cargas en las refinerías, el abastecimiento siempre estuvo garantizado”.

La titular de la Cámara de Expendedores de la Capital (Fecra), Rosario Sica, dijo que la escasez del producto se va a regularizar en diez días.

En conversación con Clarín, dijo que “el tiempo que puede llevar volver a poner en movimiento la planta de Termap, que distribuye el combustible hacia todo el país”. Agregó que “resueltos los dos problemas, el de los precios y el del conflicto de YPF, se empezará a normalizar el mercado”.