Las compras de crudo y productos derivados efectuadas por Petróleo de Venezuela (Pdvsa) han venido creciendo en los últimos tres años.

Entre 2010 y 2011, específicamente, el aumento fue de US$5.766 millones, cerrando el año pasado con un gasto total de US$39.783 millones, según reflejan los Estados Financieros Consolidados de la compañía.

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, hizo hincapié en que el tema de las compras de crudo y productos ha sido satanizado en Venezuela, por lo que en su exposición durante la presentación de los balances auditados de la petrolera estatal explicó que la internacionalización y, en especial la refinería Citgo en los Estados Unidos, generan esa práctica.

Señaló que Pdvsa también consolida los estados financieros de sus filiales internacionales. Se observa entonces, declaró Ramírez, que "la refinería Citgo filial de Pdvsa en Estados Unidos hace compras anuales hasta por un millón de barriles por día para suplir sus necesidades operativas, quedando reflejadas esas operaciones en los balances de Pdvsa".

Para el titular de Pdvsa, esta realidad ha sido una de las observaciones más contundentes que el gobierno del presidente Hugo Chávez ha hecho a la llamada política de internacionalización que adelantaron anteriores gestiones oficiales entre los años 70 y 80.

"Nosotros hemos podido demostrar que a través de esta política de internacionalización se trasladaron costos para las operaciones en el exterior que se cargaban a nuestra empresa nacional", señaló Ramírez.

En tal sentido, el alto funcionario recalcó que la actual administración de la estatal petrolera mantiene una revisión estricta de los activos que aún existe en el exterior para evaluar la conveniencia de conservarlos o no.

Recientemente Ramírez aseguró que Venezuela se retirará del circuito de refinerías Nynas AB, que comparte en Suecia y el Reino Unido con la firma Neste Oil, donde mantiene una participación de 50%. La razón que esgrimió el funcionario fue que "los contratos de suministro no valorizan, en su justa, dimensión el crudo venezolano".

Es destacable, además, que Pdvsa ha estado desprendiéndose en los últimos años de buena parte de su circuito internacional de refinerías y terminales, en una estrategia que busca levantar capital tanto para los proyectos de la empresa como para el gasto del gobierno central.

"Nos estamos desprendiendo de los activos más costosos, como Lyondel Citgo, y de participaciones de oleoductos y poliductos, propiedades de refinerías de asfalto y 1.200 estaciones de servicio que teníamos en la costa este de los Estados Unidos", puntualizó.

La intención del alto ejecutivo de la petrolera nacional es tratar de que sus filiales en el exterior adquieran petróleo y productos venezolanos desde su casa matriz "y que no se conviertan en compradoras de crudo y productos en el exterior y sigan incrementado nuestros costos por ese concepto", destacó.

Analistas como el ex funcionario de Pdvsa, Alberto Quirós Corradi, han señalado que la práctica de comprar crudo siempre se ha empleado; el hecho es que desde el punto de vista financiero está resultando oneroso.

La demanda de combustible en el mercado retrocedió en 28.000 barriles, al pasar de 674.000 barriles diarios en 2010 a 646.000 barriles por día en 2011. La mayor contracción se produjo en el segmento de gasolina para vehículos cuando el consumo diminuyó de 315.000 barriles por día a 293.000 barriles diarios en ese mismo período, reportando una baja de 22.000 barriles del consumo en 2011.

Pese a la leve disminución reflejada entre 2010 y 2011, se percibe independientemente un aumento sostenido de las ventas de combustible a nivel interno.

Según analistas esta realidad obedece al crecimiento automotor y a la utilización de combustibles líquidos para el sector eléctrico nacional, en especial para la termoelectricidad.

Sobre el plan Autogas, el informe anual de Gestión 2011 de Pdvsa reseña que durante ese año, se efectuó la conversión de 53.606 vehículos al sistema bicombustible, de los cuales 46.281 vehículos fueron convertidos por las ensambladoras y comercializadoras y 7.325 por el proyecto Autogas.

Las cifras muestran un aumento de 14% en el número de vehículos convertidos con respecto al año 2010, y representa un cumplimiento de 101% de la meta (53.000 unidades para el 2011).

Por otra parte, el documento oficial de la petrolera señaló que "el consumo de gas natural vehicular (GNV) durante el año 2011, se ubicó en 5.173.799 metros cúbicos, lo cual representa un aumentó de 38% con respecto al año 2010, donde el consumo alcanzó 3.197.918 metros cúbicos".

Según la opinión de Pdvsa, el principal factor que desfavorece el consumo de GNV es el bajo diferencial de precio entre este y la gasolina, debido al subsidio aplicado al precio de venta con el cual se comercializa la gasolina dentro del mercado interno.

En general, la cantidad de GNV consumido en el año 2011 liberó un volumen equivalente de 10.000 barriles diarios de gasolina, lo cual representa 1% de la capacidad instalada.

Pese al optimismo de la petrolera local, empresarios del sector de las estaciones de servicio han manifestado que mientras el diferencial de precios entre la gasolina y el gas natural sea tan "extremadamente" bajo, como lo es actualmente, será complicado hacer migrar a los usuarios al consumo de GNV.

"El incentivo para el uso del GNV debe ser mayor, por lo que es preciso hacer, aunque sea, un leve ajuste del precio de la gasolina, si es verdad que se quiere modificar el patrón de consumo", dijo un empresario.