Las ganancias netas de los bancos que operan en Panamá alcanzaron la suma de US$822.2 millones hasta noviembre de 2010, superando las utilidades del año 2009, cuya cifra fue de $765.7 millones, según la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

El desempeño está relacionado con la mayor apertura del financiamiento, de modo especial a los residentes del país, destaca la entidad.

Hasta noviembre del 2010, el Sistema Bancario Nacional colocó nuevos financiamientos por US$15.285 millones, reporta el periódico Panamá América.

Mientras que en igual período del 2009, cuando todavía había grandes aprehensiones por cualquier sacudida de un mercado internacional debilitando la suma fue de US$13.852 millones, indica el informe de la SBP.