La minería vive un período de auge y las proyecciones económicas son muy optimistas. Con un 19,2% del Producto Geográfico Bruto (PGB) y más del 60% de las exportaciones provenientes del sector, la actividad minera es una de las que presenta mayor crecimiento y nuevos desafíos.

Es así como el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, afirmó que “para los próximos ocho años se proyectan inversiones por más de US$91 mil millones, lo que contribuirá a mantener el liderazgo de Chile, considerado el principal productor  de cobre del mundo”.

Por eso es necesario contar con eñ capital humano disponible para trabajar en uno de los sectores económicos más importantes de Chile. 

Sin embargo, existiendo una alta demanda por profesionales del sector minero, esta no alcanza a ser cubierta por el mercado actual, dada la escasez de recursos humanos tanto a nivel de técnicos especializados como de profesionales. 

“Gracias a la capacitación a la medida, bajo modalidad semipresencial, muchos hombres y mujeres que trabajan inmersos en una difícil geografía, lejos de los centros urbanos, en turnos complejos de compatibilizar con los tradicionales estudios en el aula, han cumplido el anhelo de capacitarse en temas tan diversos e importantes como gestión minera, seguridad y calidad, entre otros”, señaló la directora ejecutiva de los Programas de Capacitación de eClass, Yazmín Carvajal. 

De acuerdo a la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), durante este año la minería chilena crecerá en torno al 7%, con una producción de cobre cercana a 5,7 millones de toneladas y exportaciones mineras por unos US$53.000 millones.

Asimismo, y en cuanto a la carpeta de inversiones del sector minero hacia el 2018, el monto de inversiones generará además, unos 80.000 nuevos empleos directos en el sector entre profesionales, técnicos y operarios, lo que implicará una mayor demanda de permisos y autorizaciones por parte de los organismos del Estado, como también, la inminente necesidad de contar con profesionales altamente calificados. 

Si bien la minería es un sector atractivo, ya que, por lo general, las mineras ofrecen buenos salarios y diversos beneficios a sus empleados, éstos deben cumplir trabajos exigentes, bajo sistemas de turnos, lejos de sus ciudades y familias, lo que muchas veces dificulta la contratación de personal, y más aún su perfeccionamiento. 

De acuerdo a la experiencia de eClass, uno de los principales beneficios de la capacitación a la medida es la posibilidad de que las empresas puedan incorporar los contenidos de estudios acorde a sus necesidades, levantando incluso materiales propios de cada compañía, estableciendo los horarios que más les acomoden y confeccionando en conjunto las mallas académicas de los diversos curso de capacitación. 

La directora ejecutiva de los Programas de Capacitación de eClass afirmó que “la industria minera entiende que capacitar significa contribuir al desarrollo personal de un individuo, entregándoles los conocimientos técnicos, teóricos y prácticos para que puedan desarrollar su labor de la mejor manera, y de esta forma, poder aportar valor y eficiencia a la organización. En este sentido, la industria minera, al ser tan específica, requiere capacitación a la medida, acorde a las necesidades de cada empresa”.

En este nuevo escenario, la capacitación a la medida semipresencial se presenta como una de las principales plataformas  de educación que permite acceder a más información, con mayor flexibilidad de espacio físico y tiempo.