Zurich. Credit Suisse emitiría 6.000 millones de francos suizos (US$6.200 millones) en bonos que se convierten en acciones si el banco tiene problemas de capital, en un impulso a un mercado que los reguladores quieren desarrollar para minimizar la necesidad de rescates estatales.

Suiza está alentando a sus dos principales bancos, UBS y Credit Suisse a emitir bonos convertibles -llamados bonos Coco en inglés- para poder cumplir con una normativa de capital más estricta.

Credit Suisse venderá los CoCos a dos inversores de Oriente Medio.

Los CoCos se convierten en acciones bajo ciertas condiciones, como que el ratio de capital de un banco descienda bajo un determinado mínimo.

Reuniones en Asia. El banco se reunirá con inversores este martes y este miércoles en Asia, incluyendo encuentros en Hong Kong y Singapur, para discutir la emisión de más bonos, según dijo una fuente familiarizada con el tema.

La decisión del banco podría ayudar a reimpulsar el mercado de CoCos, dado que los bonos híbridos en general no han sido muy probados y hasta ahora han tenido un frío recibimiento de parte de inversores institucionales.

Analistas opinan que el mercado podría aumentar a más de US$1 billón, pero que eso dependería de encontrar compradores.

A las 1240 GMT , las acciones de Credit Suisse subían un 3,139%.

Las acciones del banco habían caído la semana del 7 de febrero porque CS redujo su meta de rentabilidad y dividendo el jueves tras incumplir sus previsiones de utilidad para el cuarto trimestre.

"Este anuncio bien podría darle algo de confianza a los mercados de que el capital contingente o Cocos se convertirá en una parte sustancial del capital bancario y que habrá demanda suficiente para el producto de parte de los inversores", escribieron analistas de Evolution Securities.