Los bancos de China ofrecieron 1,27 billones de yuanes (US$204.570 millones) en nuevos préstamos durante junio, de acuerdo con cálculos de Reuters basados ​​en datos del Banco Central, superando holgadamente las expectativas del mercado, mientras que el crecimiento del suministro de dinero en sentido amplio se aceleró el mes pasado.

En junio, el banco central recortó sus tasas de interés para préstamos por cuarta vez en siete meses, y bajó la cantidad de efectivo que algunos bancos deben mantener como reservas. Pese a ésto, aún se espera que relaje adicionalmente la política monetaria para apoyar a la economía en desaceleración.

"Las cifras de crédito y de la oferta de dinero superaron las expectativas del mercado, lo que indica que las medidas gubernamentales recientes han ganado impulso para elevar la demanda de préstamos en la economía real", dijo Li Huiyong, economista de Shenyin & Wanguo Securities en Shanghái.

"También significa que la economía de China podría estabilizarse en los próximos meses. Aún creemos que la flexibilización monetaria continuará", agregó.

Los bancos ofrecieron un total de 6,56 billones de yuanes en nuevos préstamos en los primeros seis meses del 2015, dijo el Banco Popular de China, que no dio a conocer sólo los datos de préstamos para junio.

El banco central dijo que el suministro de dinero en sentido amplio (M2) de China creció un 11,8%, superando las previsiones.

Los préstamos pendientes de pago en yuanes crecieron un 13,4% para fin de mes, dijo el banco.

Los economistas consultados por Reuters esperaban un aumento de un 14 por ciento en los nuevos préstamos en moneda local en junio a 1,05 billones de yuanes, en comparación con 900.800 millones de yuanes en mayo.

También habían previsto que la oferta monetaria aumentaría un 11%.

El financiamiento total social, una medida más amplia de la liquidez global de la economía, fue de 1,86 billones de yuanes en junio, en comparación con 1,22 billones de yuanes en mayo.

Mientras tanto, las reservas de divisas de China, las mayores del mundo, cayeron en US$40.000 millones en el segundo trimestre a US$3,69 billones, lo que representa su cuarto trimestre consecutivo de descenso, revelaron datos del banco central.

Sheng Songcheng, jefe del departamento de estadísticas en el Banco Popular de China, dijo que el banco central afinará su política para proporcionar liquidez suficiente y apropiada para la economía.

El funcionario también dijo que el recorte de las tasas de interés y de las reservas que deben mantener los bancos ayudaron a impulsar el crecimiento de la oferta de dinero, de acuerdo con una transcripción de una conferencia de Banco Popular de China a la que Reuters tuvo acceso.