Poco a poco los bancos pierden participación en el mercado del crédito automotriz. Y las financieras de marca les han ganado terreno, principalmente sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes).

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), en el periodo enero-agosto del 2013 —ya desplazados— los bancos tenían aún 35,2% de los créditos para la adquisición de vehículos automotores.

Un año después, en el periodo enero-agosto del 2014, éstos tenían apenas 28,5%. En contraparte, las financieras de marca pasaron en igual lapso de 57,3 a 64,7%; y el resto, entre 6 y 7%, lo tienen las empresas de autofinanciamiento.

Tras la severa caída que tuvieron las ventas de automóviles en el 2009 (se desplomaron más de 30%), este 2014 han logrado una recuperación importante.

En los primeros ocho meses se lograron cifras récord (según la AMDA), al colocarse en el mercado 700.452 unidades. Sin embargo, de los autos financiados al octavo mes del año (más de 416.000), casi 65% fue por las financieras de marca.

La desaceleración económica del primer semestre del año, generada en parte por un bajo consumo interno, se reflejó en una reducción del crédito para la adquisición de automóviles.

De enero a agosto del 2013 al mismo periodo pero del 2014, los bancos pasaron de financiar 134.744 unidades a 118.407, es decir, 16.337 unidades menos, en tanto que las financieras de marca subieron de 218,943 a 269.270. Las autofinancieras se han mantenido en poco más de 28.000.

Con base en el reporte de la AMDA, los bancos más afectados en este periodo han sido BBVA Bancomer, que pasó de ocupar el segundo lugar de financiamiento automotriz del total de competidores en enero-agosto del 2013, al tercero en el mismo periodo del 2014; y Banorte, por su parte, bajó del quinto al séptimo lugar de la tabla. El otro banco que está en el top 10 es Scotiabank.

En este periodo BBVA Bancomer dejó de financiar 18,307 unidades (una caída de 27.1%); Banorte, 4,842 unidades (-17.5%), y Scotiabank, 2,870 (-10.4 por ciento).

De hecho son sólo estos tres bancos los que figuran en el top 10 del financiamiento automotriz; el resto son financieras de marca en el siguiente orden, según las cifras de la AMDA: NR Finance (la sofom de Nissan y Renault); GM Financial; Volkswagen Financial Services; CF Credit Services; Toyota Financial Services; autofinanciamiento Sicrea y autofinanciamiento Autofin.

La caída en la participación de los bancos en el financiamiento automotriz se explica en parte por que cada vez hay más financieras de marca.

Sólo en el último año se incorporaron Ford Credit y Hyundai Finance. Antes los bancos financiaban los vehículos de esas marcas.

Preocupa. Para Aureliano García, director de Financiamiento Automotriz de Scotiabank, esta tendencia es algo que sí debe preocupar al sector bancario en general, aunque aclara que en el banco que él representa, ha habido crecimientos en los últimos meses.

En entrevista, explica que ello se debe a la incorporación de nuevas financieras de mercado, y a que, derivado de las bajas ventas que hubo en el primer semestre del 2014 por la desaceleración de la economía mexicana, éstas han tenido que apoyar mucho más a las armadoras para lograr las ventas.

“Ahorita estamos viendo esquemas de financieras de marca que están fuertemente subsidiados, tasas muy bajas, pero que están costándole dinero a alguien. Sin embargo, es natural, es la tendencia y es la razón de ser de una financiera de marca”, afirma.

En el caso de Scotiabank, menciona que trabaja como financiera de marca de Mazda, pero que la idea es operar como una financiera de marca global.

“Esto es tener las ventajas que una financiera de marca otorga, para la marca que desee trabajar con nosotros”, aseveró el directivo.
“Vienen los mejores meses para el crédito al sector automotriz”

La desaceleración económica del primer semestre del año, generada en parte por un bajo consumo interno, se reflejó en una reducción del crédito para la adquisición de automóviles. Sin embargo, para Aureliano García Valenzuela, director de Financiamiento Automotriz de Scotiabank, el bache ya pasó; ya se registran crecimientos en los índices y se vienen los mejores meses para los préstamos de este tipo.

Datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) refieren que en el periodo enero-agosto del 2014 la venta de vehículos superó las 700.000 unidades, cifra superior a las previas a la crisis. De éstos, alrededor de 60% fue vendido a través de un financiamiento.

“Sí hubo (una desaceleración en los créditos para autos). Creo que de enero a julio veíamos una industria flat o hasta un poquito más abajo contra el año pasado, y ahorita ya vemos un franco crecimiento”.

El directivo de Scotiabank explica que el sector automotriz es uno de los motores que está impulsando la recuperación de la economía, lo que se suma a que cada vez vienen más armadoras a instalarse en el país, y eso debe reflejarse, dice, en una mayor oferta y colocación de crédito.

“Vemos una recuperación importante, sentimos que es el sector que está reactivando la economía, y llevamos ya dos meses muy buenos: agosto y septiembre, y pensamos que debe ser un ciclo largo de crecimiento para la industria, ojalá sea de muchos años”, expresa en entrevista el directivo de Scotiabank.

Pese a que los bancos sólo tienen poco más de la cuarta parte del mercado del crédito automotriz (28.5 contra 64.7% de las financieras de marca), García Valenzuela destaca que Scotiabank se encuentra en el segundo lugar entre los bancos y en el quinto entre los 10 principales jugadores.

En el año fiscal que recién concluyó (el pasado 30 de septiembre), Scotiabank creció 3% en su producto de crédito automotriz.

Sin embargo, Aureliano García considera que este porcentaje fácilmente se puede duplicar en el siguiente ejercicio.

“Lo vemos no sólo en la venta de retail interna, sino también de exportaciones y producción, y un indicador muy importante que nosotros vemos es la inversión que se está haciendo en el país de varias marcas, lo que indica que hay fe en el mercado, que se está recuperando. Entonces lo vemos con mucho optimismo, sentimos que vienen cosas muy buenas”, destaca.

Scotiabank lleva 17 años otorgando crédito automotriz en México y, menciona el directivo, lo han hecho en las buenas y en las malas. Hoy están enfocados en todos los segmentos, con tasas que van desde 9.75 y hasta 12.90% dependiendo el producto. La tasa de morosidad es menor a 2% en este banco.

Nuevo Hoy No Circula, oportunidad. El director de Financiamiento Automotriz de Scotiabank afirma que hasta el momento no se ha visto una mayor venta de vehículos en el Distrito Federal por las nuevas restricciones a la circulación de autos usados en la capital del país. Lo que sí, explica, es que se ha detectado más venta de seminuevos fuera de la ciudad de México.

“Mucha gente que ya no puede circular aquí, vende su carro en ciudades cercanas donde sí se puede circular todos los días, y con ese dinero intenta comprar otro acá. Nosotros vemos una oportunidad finalmente, porque hay un parque vehicular que ya no puede moverse”, concluye.