Gaza. El combustible introducido de contrabando a la Franja de Gaza controlada por Hamas a través de los túneles con Egipto se ha reducido al 70% en los últimos cinco días, lo que ha generado una crisis de combustible en el enclave costero, informaron este lunes funcionarios.

Mohamed al-Abadela, vocero de la Asociación de Gasolinerías de la Franja de Gaza, dijo  que la cantidad de combustible utilizado para los autos y los generadores eléctricos bajó de 600.000 a 200.000 litros diarios.

"El porcentaje de combustible que entra a la Franja de Gaza a través de los túneles cubre apenas el 30% de las necesidades de la Franja de Gaza", dijo Al-Abadela, quien agregó que "esto se debe a las estrictas medidas de seguridad de Egipto y al cierre de decenas de túneles".

Las fuerzas de seguridad egipcias tomaron intensas medidas de seguridad y cerraron cientos de túneles para el contrabando excavados por debajo de la línea fronteriza entre Gaza y Egipto, después de un ataque armado realizado el 5 de agosto en el Sinaí en el que 16 soldados egipcios perdieron la vida.

Al-Abadela dijo que su asociación empezó a realizar entregas parciales a las gasolinerías de la Franja de Gaza después de la adopción de este mismo programa en crisis previas.

Al-Abadela agregó que los miembros de la asociación y los distribuidores se encuentran en contacto diario con la parte egipcia para pedirle que permita la cantidad de combustible suficiente para evitar una crisis.

También  exhortó a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en Cisjordania y a las autoridades de Hamas en la Franja de Gaza a resolver la crisis.

Por otra parte, Ahmed Abu al-Amreen, vocero de la Corporación de Energía Palestina, perteneciente a Hamas en la Franja de Gaza, reveló hoy que la Franja de Gaza compró 600.000 litros de diesel industrial a Israel por primera ocasión en dos meses para el funcionamiento de la única central eléctrica de Gaza.