México DF. Una potencial suspensión de las operaciones de la aerolínea Compañía Mexicana de Aviación (CMA) podría dañar temporalmente al turismo, una de las mayores fuentes de ingresos de dólares de México y que apenas se recupera de una epidemia de influenza y de la recesión económica del 2009.

"Podríamos ver una disminución (de visitantes internacionales) (...) No descartamos que otras aerolíneas compensen con más rutas y frecuencias, pero es difícil compensar la salida de una aerolínea", dijo José Espitia, analista de IXE Grupo Financiero a Reuters.

"Aunque una parte del tráfico de CMA pudiera ser materialmente manejado por otras aerolíneas, es importante considerar que en algunas rutas CMA era la única aerolínea que ofrecía ese servicio", dijo Santander en un reporte sobre los grupos aeroportuarios Asur, GAP   y OMA.  

México recibe unos 20 millones de visitantes extranjeros cada año. El turismo es una de las tres principales fuentes de divisas junto con la venta de petróleo y las remesas de los inmigrantes en Estados Unidos.

Un 51% de los turistas que viajan a México por avión lo hacen con aerolíneas estadounidense, con lo que esas operadoras podrían tomar ventaja de la situación.

Compañía Mexicana de Aviación (CMA), una de las dos grandes aerolíneas del país, pidió esta semana la protección contra sus acreedores en México y Estados Unidos tras fallidos intentos por bajar sus elevados costos y sanear sus finanzas.

La aerolínea, la número uno en pasajeros internacionales en México, también suspendió la venta de boletos para sus vuelos que cubren mayormente ciudades de Estados Unidos, América Central, Sudamérica, el Caribe y Europa, aunque dijo que seguirá operando para atender a clientes que ya tienen un boleto.

La medida se basó en que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por su sigla en inglés) suspendió el código de Mexicana para expender boletos ante la incertidumbre sobre la aerolínea, dijeron directivos de la compañía.

Mexicana, la aerolínea más antigua de México, busca ahora negociar con sus trabajadores y acreedores en lo que podría ser un largo proceso. Pero también podría dejar de volar una vez que todos sus boletos vendidos ya hayan sido atendidos.

Las aerolíneas filiales MexicanaClick y MexicanaLink, que hacen vuelos domésticos, no participan en este proceso.

Importante presencia. Mexicana, miembro de la alianza global Oneworld, tiene cerca del 20% del mercado de pasajeros internacionales del país, muchos de ellos visitantes de famosos balnearios como Cancún y Puerto Vallarta.

El presidente Felipe Calderón ha elevado su apuesta por el turismo luego de que los ingresos generados por esta actividad cayeron un 15.1 por ciento en el 2009 en medio de la recesión y un brote de gripe H1N1 que desplomó los viajes a México.

Autoridades de turismo de México analizan la situación de Mexicana y su impacto, pero no se han pronunciado al respecto.

Baja en calificación. Encima, la crisis de Mexicana ocurre mientras la autoridad aeronáutica de Estados Unidos (FAA) bajó la calificación de seguridad a la aviación de México a categoría 2 desde 1.

La medida, que según México se debió a la falta de inspectores aeronáuticos y no a condiciones de seguridad de los vuelos, restringe nuevos servicios de las aerolíneas locales a ciudades estadounidenses y limita su capacidad para efectuar acuerdos de mercadotecnia.

"La reciente baja por parte de la FAA de la calificación de México a categoría 2 desde categoría 1 podría obstaculizar la capacidad de otras operadoras basadas en México para tomar las rutas a Estados Unidos que Mexicana podría dejar de operar", dijo la agencia Moody's en un comunicado.

México ha dicho que ya trabaja en un plan para recobrar la categoría 1, pero analistas estiman que esto tomaría meses.

Por otro lado, un 51% de los turistas que viajan a México por avión lo hacen con aerolíneas estadounidense, con lo que esas operadoras podrían tomar ventaja de la situación.

"La baja de la categoría a México beneficia a las aerolíneas de Estados Unidos. Las mexicanas no pueden, pero ellas tienen capacidad de aumentar sus vuelos para acá", dijo a Reuters una fuente de la industria.

Según cifras oficiales, las aerolíneas estadounidenses que transportaron más pasajeros a México en el primer semestre fueron American Airlines, Continental, US Airways y Delta Air Lines.

Hernández de IXE no descartó que los tres mayores grupos aeroportuarios mexicanos ya hayan iniciado negociaciones con aerolíneas estadounidenses para llenar el hueco que podría dejar Mexicana.