Londres. El crudo Brent alcanzó este lunes los US$108 por barril por primera vez desde el 2008, impulsado por los temores de que un espiral de violencia en Libia, interrumpa los suministros del país miembro de OPEP.

Los precios del crudo estadounidense treparon más de US$5, su mayor alza en más de dos años.

Los futuros del crudo Brent, que han subido más de 10 dólares este año, avanzó US$3,22 el barril, o un 3,2%, para cerrar en US$105,74 el barril. El contrato trepó hasta US$108 después del cierre, su mayor nivel desde inicios de septiembre de 2008.

El crudo estadounidense para marzo, que expira el martes, saltó US$5,22 el barril, a US491,42 el barril, su mayor nivel en dos semanas.

El volumen de operaciones fue menos de un tercio del promedio de 30 días debido a que el mercado estadounidense permaneció cerrado en la jornada por un feriado en ese país.

La atención del mercado se mantuvo en las protestas en Libia, donde una petrolera frenó la producción de unos 100 mil barriles por día (bpd) y otras evacuaron a su personal.

"Si tienes reportes de que están empezando a ocurrir interrupciones, habrá un impacto favorable (para los precios) Mucho de ese petróleo es de alta calidad y eso es importante de por sí", dijo Mike Wittner, jefe de investigación de materias primas en las Américas de Societe Generale.

Al menos 160 personas murieron el lunes en enfrentamientos en la capital de Libia, informó la cadena de televisión Arabiya, en una jornada en la que aviones militares libios dispararon contra manifestantes en la capital y luego bombardearon varios lugares, según dijeron testigos.

El líder de la tribu Al-Zuwayya del este de Libia amenazó el domingo con bloquear las exportaciones de petróleo a menos que las autoridades detengan lo que llamó la "opresión de los manifestantes", según el canal de televisión Al Jazeera.

Libia produjo 1,58 millones de barriles por día en enero e importantes interrupciones en el país del norte de Africa, rico en petróleo, presentarían serios desafíos estratégicos para los gobiernos de Occidente.

"Libia es un importante productor y exportador de buena calidad de petróleo y la amenaza del líder tribal de detener la producción es preocupante", dijo Christophe Barret de Credit Agricole Corporate and Investment Bank.

Las compañías europeas de petróleo y gas han evacuado a su personal y suspendido las perforaciones en Libia, mientras la violencia se propaga a través del país.

La petrolera italiana Eni dijo el lunes que su producción en el país árabe ha operado con normalidad en las últimas 24 horas.

Wintershall, la unidad de exploración de petróleo y gas del grupo químico alemán BASF dijo que suspenderá la producción de crudo en Libia en hasta 100 mil barriles por día (bpd).

Otras compañías como Royal Dutch Shell y OMV dijeron que estaban sacando del país a su personal extranjero, pero que su producción procedía con normalidad.