Londres. El crudo Brent ampliaba sus pérdidas en torno a los US$118 por barril este martes, por una débil demanda física estacional, mientras que las noticias de que el flujo de un oleoducto clave en Estados Unidos será revertido seguían impulsando al referencial estadounidense.

El crudo Brent para junio cedía 21 centavos, a US$118,47 a las 13:00 GMT, tras alcanzar mínimos de US$117,98 más temprano en la sesión, un mínimo de dos meses.

El lunes, el Brent retrocedió un 2,6%, su mayor pérdida porcentual diaria desde diciembre.

El petróleo estadounidense para entrega en mayo, que expira el viernes, subía US$1,23, a US$104,15 por barril.

"Los diferenciales del Brent han caído fuertemente. La demanda está en su menor nivel en el año, por lo que las cosas deberían verse débiles y así es", dijo el analista de Citigroup, Seth Kleinman.

"Los equilibrios se ven mejor en adelante, el clima macroeconómico no es terrible", agregó.

Los costos de financiamiento de corto plazo de España saltaron este martes en una subasta, mientras que datos económicos en Alemania ofrecieron una lectura positiva sobre la mayor economía de la zona euro, llevando cierto alivio a los inversores que temen por la crisis de deuda europea.

No obstante, analistas dijeron que la posición fiscal de España seguía siendo una preocupación y la prueba más importante será este jueves cuando el gobierno español lance una subasta de bonos a 10 años.

El Brent siguió presionado por la limitada demanda en el mercado físico, dijeron analistas, debido a labores de mantenimiento estacional en refinerías.

La prima del Brent frente al crudo estadounidense también ha sido afectada por la reversión anticipada en el flujo de crudo del oleoducto estadounidense Seaway, que inicialmente enviará casi 150.000 barriles de crudo por día desde la región central de Estados Unidos al Golfo de México.