Londres. El petróleo caía el viernes después de que un fuerte sismo sacudió a Japón, creando un tsunami de 10 metros y provocando el cierre de decenas de plantas en el tercer consumidor mundial de crudo.

El mercado del petróleo también estaba atento a las manifestaciones planeadas para el viernes en Arabia Saudita, mayor exportador global de crudo, y a la violencia en Libia, que ha alterado sus ventas externas del recurso natural.

El crudo estadounidense cayó hasta US$99,01 por barril y operaba a US$100,50 a las 1535 GMT.

El crudo Brent en la ICE caía US$1,23 a US$114,20 por barril al mismo tiempo. El contrato ha caído desde un máximo de 2 años y medio de US$119,79 alcanzado el 24 de febrero.

Japón sufrió el viernes el peor terremoto en 140 años, con un tsunami de 10 metros en la costa noreste del país que dejó centenares de muertos y arrasó todo lo que halló a su paso incluyendo casas, autos, granjas y embarcaciones.

"Este desastre natural podría resultar en otro aumento brusco de la aversión al riesgo en los mercados y una continuación de la corrección de ayer en los mercados de materias primas", dijo Commerzbank.

"Después de China y Estados Unidos, Japón es el tercer mayor consumidor mundial de materias primas y depende de las importaciones para virtualmente todas las materias primas", agregó.

Algunas refinerías y plantas de energía nuclear fueron cerradas a causa del sismo.

Algunos analistas destacaron que el cierre de las instalaciones podría elevar la demanda de importación de productos refinados del petróleo y de combustibles para el uso en generadores de electricidad.

El gobierno declaró una situación de emergencia como medida de precaución en plantas de energía nuclear y comenzó la evacuación de miles de residentes. Hasta el momento no se ha reportado una fuga radioactiva.

En Arabia Saudita, la capital estaba tranquila antes de un planeado día de manifestaciones que pondrá a prueba la posibilidad de que realmente puedan llevarse a las calles las protestas de los activistas que piden reformas políticas por Internet.

En Libia, las tropas leales al líder Muammar Gaddafi recuperaron el puerto petrolero de Ras Lanuf el viernes, intensificando su contraofensiva contra los desgastados insurgentes.