Londres. El crudo Brent subía arriba de US$112 por barril este martes después de unos sólidos datos del crecimiento de Alemania y Francia.

Pero los temores acerca del panorama de la zona euro se profundizaban luego de un aumento de los rendimientos de la deuda y de unas medidas de austeridad que amenazaban con hundir al bloque en la recesión.

El consumo de combustible sigue de cerca a la actividad económica y una desaceleración de la expansión en Europa probablemente mantenga un techo sobre la demanda de petróleo en la región a lo largo del próximo año.

La economía alemana creció el 0,5% en julio-septiembre y la expansión del segundo trimestre fue revisada al alza, a 0,3% desde 0,1%.

Francia creció el 0,4% después de contraerse el 0,1% en los tres meses anteriores.

Pero la crisis de la deuda de la zona euro probablemente empeore las cosas, en momentos en que países como Italia, Grecia, Irlanda, Portugal y España se ven forzados a adoptar duras medidas de austeridad a fin de impedir que el mercado de bonos los lleve al incumplimiento de pagos.

Los rendimientos de los títulos italianos a diez años ascendían hacia el 7%, un nivel considerado insostenible, y estaban cerca del récord en 14 años en torno al 7,5% visto la semana pasada, antes de la dimisión del primer ministro Silvio Berlusconi.

Los futuros del Brent para diciembre se egociaban alrededor de US$112,20 a las 1055 GMT. El lunes cerraron a US$111,89.

El petróleo estadounidense disminuía 20 centavos a US$97,94.