Londres.  El crudo Brent subía este lunes hacia US$120 el barril y el petróleo estadounidense retrocedía desde máximos en dos años y medio por encima de US$108.

La inestabilidad en Oriente Medio y el norte de Africa mantenía al mercado atento al suministro de crudo, al tiempo que el crecimiento económico apuntala a la demanda.

El ministro del petróleo de Irán dijo que no había necesidad de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sostenga un encuentro extraordinario, agregando respaldo a los precios.

Irán tiene la presidencia rotativa de la OPEP en el 2011.

El petróleo Brent llegó a subir más de US$1 a un máximo de US$119,95 antes de volver a negociarse en torno a los 119,59 a las 13:20 GMT.

El crudo estadounidense subió hasta US$108,78 por barril, un máximo desde septiembre de 2008, y a las 13:17 GMT perdía 20 centavos a US$107,74 por barril.

Edward Meir, analista de materias primas de la firma MF Global, dijo que los inversores no parecían estar de humor para desprenderse de los valores en estos mercados pese a un "contexto fundamental menos que atractivo".

Los analistas dicen que la pérdida de petróleo de Libia ha sido compensada por Arabia Saudita, mientras que la crisis japonesa debería reducir la demanda de importación de crudo, sugiriendo que "probablemente haya un superávit estadístico en el sistema ahora", dijo Meir.