Londres. Los precios del petróleo caían este viernes, ya que las preocupaciones por el impacto de una guerra comercial global afectaban a la confianza, aunque la imposición de sanciones estadounidenses a Irán y el descenso de la producción en Venezuela limitaban las pérdidas.

A las 0957 GMT, el barril del referencial Brent cedía un 0,78%, a US$77,16, mientras que el crudo en Estados Unidos entregaba un 0,65%, a US$69,78.

Durante una entrevista este jueves con Bloomberg, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con retirar a Estados Unidos de la Organización Mundial del Comercio, su último ataque en una disputa cada vez más profunda con los aliados de su país.

Una decisión así minaría aún más a uno de los pilares del sistema comercial global moderno que Estados Unidos ayudó a construir. Los economistas temen que las barreras comerciales entre las mayores economías mundiales dañen el crecimiento global y, por extensión, erosionen la demanda energética.

"Debemos preguntarnos si (el crudo) puede sostener estos precios en un mundo en que el presidente Trump refuerza su batalla con la UE y China al mismo tiempo", dijo Greg McKenna, estratega jefe de mercados de la correduría AxiTrader.

Bloomberg News reportó este jueves que Trump está listo para imponer más aranceles sobre importaciones chinas valoradas en US$200.000 millones la próxima semana.

El Brent se encamina a un alza superior al 4% en agosto, mientras que el crudo en Estados Unidos podría ganar un 2%. El banco Jefferies vaticinó el viernes que "los precios del Brent excederán los US$80 por barril antes de fin de año".

Los inversores temen que, ante el abrupto descenso del suministro venezolano, los envíos iraníes se reduzcan con fuerza antes de la imposición de las sanciones estadounidenses en noviembre.