Nueva York. Los futuros de crudo estadounidenses cerraron el lunes en alza, debido a buenos datos económicos en Estados Unidos y en Europa y a las bajas temperaturas previstas para el invierno boreal que alentaron las expectativas de una mayor demanda de energía.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para febrero terminó con un alza de 17 centavos, a US$91,55 el barril, su mayor cierre desde el 3 de octubre del 2008, cuando el contrato finalizó en 93,88 dólares.