Los futuros de crudo en Estados Unidos cerraron en su mayor nivel en dos años y medio este miércoles, impulsados por preocupaciones de suministro debido a la turbulencia en Libia y Medio Oriente.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en mayo subió 49 centavos, o 0,45, para cerrar a US$108,83 el barril, el cierre más alto desde el 22 de septiembre de 2008.