Singapur. El crudo estadounidense superó el lunes los US$106 el barril, alcanzando su máximo en dos años y medio, luego de que un contraataque del líder libio, Muammar Gaddafi, contra rebeldes aumentó el temor de que se produzca una guerra civil en el país africano.

El petróleo estadounidense subió US$1,81 a US$106,23 el barril -su máximo desde septiembre del 2008-, sumándose al temor de que los altos precios de la energía puedan desbaratar la recuperación global. A las 0308 GMT trepaba 1,55 dólares, a US$105,97 dólares.

Por su parte, el crudo Brent de Londres ganaba US$1,17 a US$117,14 el barril, aún más de US$2 por debajo del máximo que alcanzó el contrato este año, a US$119,79 el 24 de febrero.